DESTACADAHábitos Saludables

La Consejería de Desarrollo Educativo y Formación Profesional promueve la convocatoria del Proyecto “Aulas Verdes Abiertas”, dirigida a los centros educativos andaluces que desean impulsar la transformación de los espacios hacia entornos de aprendizaje más sostenibles y saludables con el alumnado como protagonista.

El Aula Verde Abierta se configura como un espacio educativo versátil e inclusivo que estimule la curiosidad y promueva el pensamiento creativo en la búsqueda de soluciones a los grandes retos medioambientales. Entornos para la innovación colectiva, que fomenten una cultura organizativa de liderazgo y cooperación basada en la jerarquía, y en los que se generen estructuras de participación flexibles y resilientes que promuevan y favorezcan situaciones de aprendizaje al aire libre para la observación, la exploración, la investigación, la experimentación, la reflexión y la re-conexión del alumnado con la naturaleza, con los demás y consigo mismo. Espacios generadores de salud y bienestar con beneficios importantes en los procesos atencionales, la concentración, la motivación, la memoria y la convivencia, además de un elemento para la mitigación del cambio climático, la sostenibilidad medioambiental y la educación ecosocial.

Proyecto de Aulas Verdes en el cole.  Hacia dónde nos dirigimos.

Desde el CEIP Rafael Fernández-Mayoralas defendemos que la bicicleta es una aliada para el cumplimiento de los ODS, ya que es un medio de transporte activo y sostenible.

El proyecto “En bici al cole” nace de una visión común del claustro, referida ésta a la necesidad de fomentar el uso de medios de movilidad sostenibles frente al uso intensivo del coche privado para traslados de corto recorrido.  Esta fundamentación, como no podría ser de otra manera, está directamente vinculada al currículo del área de Conocimiento del Medio, Matemáticas y Lengua Castellana y Literatura.

Además, pretendemos con este proyecto relacionar otras actuaciones encaminadas a la naturalización de espacios del centro, actualmente en desuso, transformando éstos hacia entornos de aprendizaje más sostenibles y saludables, donde el alumnado y su aprendizaje, es el protagonista absoluto.

Vinculación del proyecto con los objetivos ODS.

La bicicleta es un medio de transporte asequible y sencillo que permite el acceso a la educación, al trabajo, a los mercados y a las actividades comunitarias, tanto en las zonas urbanas como en las rurales.

La bicicleta es a menudo el único medio de transporte técnico asequible para las personas y las mercancías y, por lo tanto, ayuda a los individuos a reducir el costo del transporte para su hogar. El uso de la bicicleta puede reducir a más de la mitad el tiempo de desplazamiento para quienes de otro modo dependería de ir a pie, dándoles acceso a más oportunidades de trabajo, escuelas, mercados y comunidades. Además, el potencial de crecimiento económico a través de la creación de puestos de trabajo relacionados con la bicicleta es elevado. Las inversiones en el uso de la bicicleta ofrecen buenas oportunidades para las estrategias nacionales, regionales e internacionales de reducción de la pobreza.

 

El uso de la bicicleta desempeña un papel importante para muchos pequeños productores de alimentos. Puede proporcionar un acceso seguro y equitativo a la tierra, los recursos y los insumos, los centros de conocimiento, los servicios financieros, los mercados y las oportunidades de empleo no agrícola.

El uso de la bicicleta ayuda a garantizar el acceso, en particular para los pobres, a los alimentos durante todo el año. Al ampliar el área accesible a las personas que no disponen de un medio de transporte alternativo, la bicicleta garantiza un mejor acceso a los mercados de alimentos y a las comunidades, aumentando las opciones de nutrición y asegurando el transporte sostenible de los productos alimentarios

 

El uso de la bicicleta genera estilos de vida saludables y no contaminantes. La actividad física gracias a su uso reduce las enfermedades cardíacas y otros efectos negativos del sedentarismo. La calidad del aire y la seguridad vial mejoran cuando el transporte individual motorizado se sustituye por la bicicleta. La creación de condiciones seguras para los ciclistas contribuye a reducir el número de muertes y lesiones por accidentes de tráfico en todo el mundo.

 

El uso de la bicicleta mejora la eficiencia energética de los sistemas de transporte, ya que utiliza la fuerza humana renovable de la forma más eficiente para mover personas y mercancías, y el uso de bicicletas eléctricas ofrece acceso al uso de tecnología de movilidad eléctrica muy eficiente. Además, la bicicleta ofrece una buena solución para los primeros y últimos kilómetros en combinación con el transporte público y los sistemas logísticos. Unas buenas condiciones para el uso de la bicicleta permiten a las personas acceder a un modo de transporte energéticamente eficiente y asequible.

 

El sector de la industria de la bicicleta, incluidos los servicios y el cicloturismo, ofrece productos y servicios para el transporte sostenible e inclusivo de personas y mercancías, así como para el turismo sostenible y las actividades de ocio saludable. El sector del ciclismo crea más puestos de trabajo por el mismo volumen de negocio que cualquier otro sector del transporte: Por ejemplo, por cada millón de euros de facturación, la fabricación de bicicletas crea 4,89 puestos de trabajo a tiempo completo, más que la industria aérea y espacial (3,9 puestos de trabajo) y varias veces más que la industria del automóvil (1,63 puestos de trabajo por millón de euros de facturación

El uso de la bicicleta permite a las personas pasar del uso del transporte motorizado individual a una combinación de movilidad activa (caminar y montar en bicicleta) y transporte público. Un mayor número de personas que van en bicicleta con más frecuencia facilita a los gobiernos la construcción de infraestructuras resistentes y sistemas de transporte sostenibles para el desarrollo económico y el bienestar humano, centrándose en un acceso asequible y equitativo para todos

El aumento del uso de la bicicleta hace que las ciudades y los asentamientos humanos sean más inclusivos, seguros, resistentes y sostenibles, ya que la bicicleta es asequible, segura, no contaminante, saludable y promueve una economía sostenible. Por un lado, es ampliamente independiente de la compleja tecnología de alta tecnología y, por lo tanto, es un modo de transporte extremadamente resistente. Asimismo, las modernas tecnologías de la comunicación y el aumento de las opciones de bicicletas eléctricas la integran en los sistemas de transporte inteligentes de las ciudades. Cuanto mayor sea la cuota modal de los desplazamientos a pie, en bicicleta y en transporte público, más sostenible será el sistema de transporte.

 

El transporte de personas y mercancías en bicicleta ofrece la oportunidad de desplazarse -como viajeros, consumidores y turistas-, así como la producción, el consumo y la entrega de bienes de forma sostenible. La bicicleta encaja perfectamente con la diversidad y la escala de las economías regionales y locales. En muchas zonas urbanas, el 50% de las entregas de mercancías pueden hacerse en bicicleta. Además, el aumento del sector del cicloturismo crea más opciones para que la gente elija el turismo sostenible.

 

La bicicleta es una gran herramienta para descarbonizar el transporte y las sociedades; ofrece la posibilidad de una acción climática inmediata. Los gobiernos a todos los niveles pueden actuar integrando la bicicleta en sus políticas de acción climática, estrategias, educación y sensibilización.

 

El uso de la bicicleta permite a las mujeres y las niñas acceder al agua, a las escuelas, a los mercados y a los puestos de trabajo que, de otro modo, serían inaccesibles a través de los medios de transporte disponibles o a pie. Las infraestructuras seguras para el uso de la bicicleta apoyan la igualdad de género, ya que aumentan el número de mujeres y niñas que aprovechan la bicicleta.  El movimiento ciclista, las organizaciones de la sociedad civil y los expertos que trabajan en la promoción de la movilidad en bicicleta en todo el mundo apoyan la cooperación mundial para el desarrollo sostenible. Alientan y promueven asociaciones públicas, público-privadas y de la sociedad civil eficaces para promover el uso de la bicicleta. Además, tratan de aumentar significativamente la disponibilidad de datos de alta calidad, oportunos y fiables sobre el uso de la bicicleta para apoyar el desarrollo y la difusión mundial de tecnologías ciclistas exitosas y respetuosas con el medio ambiente, así como el desarrollo y la aplicación de políticas ciclistas en los países en desarrollo.

Proyecto de Innovación Aulas Verdes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

18 − 11 =