El aceite de oliva. Oro líquido.

El aceite de oliva es la principal fuente de grasa y componente que promueve la salud de la dieta mediterránea. Por sus muchas propiedades beneficiosas para la salud, en nuestra gastronomía, también es conocido como el oro líquido. Antes de conocer los beneficios que nos puede aportar su consumo, el primer paso es saber escoger un aceite de oliva de buena calidad.

¿Cuál es el mejor aceite de oliva?

Bien es sabido que hay varios tipos de aceite de oliva en el mercado, veamos a continuación en qué se diferencian:

Aceite de oliva Es una mezcla de aceite de oliva refinado (como máximo un 90%) y aceite de oliva virgen o virgen extra.

Aceite de oliva virgen (AOV) Se obtiene por procesos mecánicos, no ha pasado por un proceso de refinación. La diferencia con el virgen extra radica en el grado de acidez, que es menor a 2.

Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) Es el que mayores propiedades organolépticas posee. Lo que le da la denominación “extra” es su acidez  0,8.

¿Sabías que…?  El grado de acidez sirve para determinar la presencia de ácidos grasos libres en el aceite. El aceite de una aceituna sana que está en el árbol tiene 0% de acidez libre.

Procura que el aceite que consumas sea AOVE ya que es el de mayor calidad, seguido del AOV. Ahora que ya sabes qué aceite de oliva escoger, ¿te apuntas a conocer qué beneficios nos puede aportar su consumo?

¿Qué beneficios nos aporta el aceite de oliva?

El AOVE es casi el único aceite que contiene cantidades notables de sustancias fenólicas naturales, ya que el resto de aceite comestibles pierden estos compuestos en el proceso de refinado.

 

El aceite de oliva se caracteriza por consistir en ácidos grasos monoinsaturados (AGMI), así como por su elevado contenido en agentes antioxidantes. El AOVE, además de polifenoles, presenta una mayor proporción de vitamina E, principal fuente de protección frente a los radicales libres que provocan oxidación celular.

¿Sabías que…?  Según una declaración de salud de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA): “La vitamina E ayuda a proteger las células del estrés oxidativo” se ha demostrado que protege los tejidos de los procesos oxidativos e inflamatorios asociados con el envejecimiento, las enfermedades degenerativas y el cáncer.

Los polifenoles del aceite de oliva tienen efectos positivos sobres la salud cardiovascular y en otras enfermedades crónicas no transmisibles cuando se ingiere AOVE de forma habitual en la dieta.

Los AGMI del aceite de oliva, en lo que respecta al corazón, ayudan a disminuir los niveles plasmáticos de colesterol LDL (también conocido como “colesterol malo”) y aumentar los del colesterol HDL (conocido como “colesterol bueno”), lo que disminuye el riesgo de padecer afecciones cardíacas.

Si quieres beneficiarte de todas estas propiedades, haz que el AOVE forme parte de tu dieta. Se recomienda el consumo diario de AOVE crudo, como aderezo de ensaladas y otros alimentos y también en guisos y frituras siempre en cantidades moderadas para alcanzar las necesidades diarias de energía y mantener un balance energético de acuerdo con nuestro gasto energético.

Pese a que las frituras no son la opción más saludable ni la más recomendada para nuestras cocciones, ¿sabes cómo freír adecuadamente un alimento?

 ¿Cómo freír un alimento?

A la hora de realizar una fritura debemos considerar diferentes aspectos cómo:

Protección del alimento (empanar, rebozar, enharinar) para evitar que se rompa y para minimizar las pérdidas de agua del alimento. Asimismo, si la temperatura es adecuada esto evitará que se absorba mucho aceite.

Temperatura del aceite: Si la fritura se realiza a temperatura muy baja, el alimento absorberá una mayor cantidad de fracción grasa. Por el contrario, si la temperatura es demasiado elevada, podemos encontrar quemaduras en el alimento.

Ahora que ya sabes un poco más del oro líquido de nuestra gastronomía, es conveniente destacar que para beneficiarte de todas las propiedades del AOVE siempre se recomienda consumirlo junto con una dieta saludable y natural.

 

Fuente: nutritionalcoaching.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 2 =