top_videoteca2 VIDEOTECA   top_circulares BLOGS   top_noticias NOTICIAS   top_impresos IMPRESOS   top_contactos CONTACTO   top_enlaces2 ENLACES   top_biblioteca BIBLIOTECA   top_inicio INICIO  

postheadericon El peregrino

Ratio:  / 0
MaloBueno 

Por vestimenta, harapos; las alpargatas, como sus sufridos pies, destrozadas tras el largo y penoso viaje. El rostro, sudoroso, mostraba evidentes señales de cansancio.

El peregrino, extenuado, llega a una venta, donde se escucha el rasgueo de un viejo laúd y las risas de quienes ya saciaron su sed. Amablemente, le recibe el posadero, quien, al instante, le ofrece agua y le indica dónde se halla la fuente, en la que refrescará su dolorido y polvoriento cuerpo. Después, el ventero le sirve un plato caliente. El peregrino le advierte que dispone de escasas monedas. El mesonero cobra un precio económico. La comida es buena y abundante. El ventero le invita a ricas viandas. El peregrino, agradeciendo aquel generoso detalle, se ofrece a limpiar las cuadras. Pero el anfitrión le conduce hasta el aposento: una humilde y limpia habitación, con un camastro de paja, donde, por fin, podrá descansar y reponerse de la agotadora y sufrida caminata.

Nada más amanecer, el caminante agradece la hospitalidad recibida, se despide del ventero y prosigue su viaje.

Algunas horas después, llegan a la venta emisarios del rey. Con enorme sorpresa, el ventero los recibe. El caballero que dirige la expedición ruega al dueño de la venta que suba a un caballo blanco de fina estampa. El ventero, que no puede comprender aquella extraña situación, acepta el ofrecimiento.

Llegan a palacio. El rey luce su corona de brillantes, capa de terciopelo y botas de elegante y delicada piel.

Dirigiéndose al encuentro de la comitiva, abraza al ventero y le dice:

-Acepta estas monedas de oro; no valen nada comparadas con tu bondadoso corazón. Me ofreciste tu hospitalidad, tu humilde posada. Yo era aquel cansado y harapiento peregrino. Tú, el hombre más digno del reino, con tu humanitaria generosidad vivirás ayudando al caminante; y yo te recompensaré, amigo, durante toda mi vida.

Escribir un comentario

jevent-leyenda

pdf_ico Calendario 2014-15

logo twiiter sigueme

logo mochilaViajera small

logo viaje

logo_mayoralasTV

logo_sabiasQue

logo_trucosFamilias

logo_paseninfo

logo_delgadofamilia

biblio_Blog1

logo_revista

logo_conocerepilepsia

logo escueladefamilias

facebook_ense_publica

federico_garcia_lorca

logo_yoestudieenlapublica

logo_tele

 

logo_gancho

logo-pakapaka

logo_buscadorcentros

logo_plumilla

zonaescolar_bot1

logo_aula_matinal logo_comedor

boton_portaldocente

 logo_noticiasrss

 

logo_consejoescolar